Me acuerdo

Joe Brainard, artista y escritor norteamericano, (1942-1944), destacó a lo largo de su trayectoria artística  en el campo de los collages y de la pintura, pero fue también ilustrador de libros y de portadas de discos, además de escenógrafo y diseñador de vestuario teatrla.  Su obra se ha exhibido en museos y galerías de prestigio como el MOMA, por ejemplo.

Pero no es esta faceta la que ahora nos interesa. Nos interesa como autor de una particular biografía elaborada a partir de frases muy breves, sin ningún orden cronológico, encabezadas siempre por ese me acuerdo que da título a su obra. (Otros escritores seguirían esa idea, caso de George Penac, otro interesantísimo escritor)

La verdad es que no es un libro que debáis leer ahora, pero indudablemente merece la pena y es una buena idea para elaborar nuestro primer texto,  nuestro particular “me acuerdo”.

Para que nos hagamos una idea os dejo algunas frases:

  • Me acuerdo de pensar  en lo que podía haber dicho pero no dije cuando la gente ya se había ido.
  • Me acuerdo de las primeras escaleras mecánicas de Tulsa. En un banco. Me acuerdo de ir arriba para abajo. Y de abajo para arriba.
  • Me acuerdo de la primera vez que vi el mar. Me metí de un salto y me arrastró y me revolcó y me llevó de vuelta a la orilla.

  • Me acuerdo de un salón de helados de Tulsa donde tenían una cosa llamada “almuerzo de cerdos”.  Era como un banana split gigante en un plato de madera que parecía un abrevadero para cerdos. Si te lo comías entero te daban un diploma donde ponía que te lo habías comido entero.

  • Me acuerdo de la única vez que he visto a mi madre llorar. Me estaba comiendo una tarta de albaricoque.

¿Qué tendríamos que hacer nosotros?

Sencillo.

La idea  es que cada uno escriba un mínimo de tres y un máximo de seis  “me acuerdo”.

Lo escribiréis en la libreta  (constituirá nuestra lectura d ela semana), pero también me lo enviaréis por correo, de modo que pueda incorporar al blog, el ME ACUERDO del aula.

Naturalmente podéis escoger entre un recuerdo real (sería deseable y preferible) o uno fictíceo.

De mano os dejo el mío:

  • Me acuerdo de que durante gran parte de mi infancia, los domingos, temprano, oía vocear  -vivía en un primero y era fácil oír los ruidos de la calle-, “¡Churriii….tos de Monforte!”. Quiero suponer que los vendían pero nunca pude comprobarlo. Desde siempre, tal vez desde entonces, adoro los churros.

¿Fecha? Aprovecharemos este fin de semana de Carnaval para escribir algo, lo leeremos la semana del 17 al 20. Estará enviado por correo para entonces. (Más información en AGENDA)

 

 

Algo de su obra no literaria:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s