Comunicación oral, comunicación escrita

 

 

Una parte de los contenidos del bloque 4 los resolveremos sin ningún problema con el libro de texto. Sin embargo, en algunos casos tendremos que echar mano de otros recursos y no os quedará más remedio que tomar apuntes.

Para facilitar el trabajo, en esta entrada encontraréis el desarrollo de aquellos apartados que no se incluyen en vuestro libro o de los que nos convendría tener algo más de información. El GUIÓN del tema en PDF:

Diferencias comunicación oral / comunicación escrita

Tal vez la primera de las diferencias que se nos viene a la cabeza cuando nos planteamos el tema, es que

  • la lengua oral es indudablemente más espontánea. No significa eso que no podamos utilizarla de forma más meditada y estructurada, pensemos en las exposiciones orales de clase, por ejemplo, pero sí que en el uso habitual de la lengua oral la naturalidad, la espontaneidad, es predominante.
  1. Pero además, en la comunicación oral, emisor y receptor están presentes, por lo que el emisor puede modificar o  ampliar, la información,  retractarse…, si considera o recibe señales de que no está llegando correctamente al receptor.
  • En las producciones orales hay una selección menos rigurosa de temas y se producen digresiones, cambios de tema, repeticiones y reiteraciones, datos irrelevantes, etc, que no dificultan la interpretación de los mensajes precisamente por la situación e interacción de los interlocutores.
  • Palabras “comodín” (cosa, eso, algo…), tics, muletillas (o sea, bueno..)…, son frecuentes en el uso oral.
  • Tampoco debemos olvidar que en esta forma de comunicación, en la transmisión del mensaje intervienen también elementos no verbales: gestos, tonos de voz, distancias…, que dan cohesión al mensaje y sirven de conexión entre las partes.

Sin embargo, cuando revisamos algunas de las notas significativas de la comunicación escrita, nos encontramos con que todas esas características que apoyan la correcta transmisión del mensaje, la posibilidad de interactuar emisor-receptor, desaparecen.

El único soporte para la comunicación escrita es la palabra (que puede ir acompañada o no de gráficos, dibujos, etc., naturalmente). Y esta circunstancia no exige, entonces:

  • Puesto que no es espontánea y podemos reflexionar sobre lo que vamos a comunicar: Una mayor elaboración de los mensajes; un mayor cuidado en la selección de las palabras. Palabras comodín, muletillas, tics.. quedan fuera de lo admisible en un texto escrito.

  • Al no ser una comunicación inmediata, podemos revisar y corregir (faltas, redacción, ideas mal planteadas..)

  • Dado que el único soporte es la palabra, acentuación y puntuación se convierten en las herramientas básicas para hacer llegar con precisión lo que se quiere comunicar. Son sus elementos de conexión -además de los propiamente gramaticales-
  • En las producciones escritas, la selección y organización de la información tiene que ser más rigurosa,  ha de destacarse la información relevante y evitarse digresiones y redundancias. (De hecho, como iremos viendo a lo largo del tema, algunas de las formas de comunicación escrita,  responden, por lo general, a distintos estereotipos de acuerdo con los temas que traten y con las intenciones del autor)

Formas de comunicación escrita

origen-escritura

En Kalipedia

La comunicación escrita puede desarrollarse, como sabemos,  de distintas formas,  La tipología textual es un método que permite agrupar o clasificar los textos atendiendo a características comunes.

Así, entonces, hablaremos de descripciones, narraciones, exposiciones, argumentaciones,  así como de textos periodísticos (reportajes, crónicas,  entrevistas…), cartas, reglamentos, actas, etc.

Sobre características de los textos narrativos, descriptivos, expositivos y argumentativos, o de actas y reglamentos, hablaremos en este bloque.

 

La descripción

Describir es  para la RAE : Representar a alguien o algo por medio del lenguaje, refiriendo o explicando sus distintas partes, cualidades o circunstancias. Se trata, pues, de explicar ordenada y detalladamente cómo son las cosas, las personas, los lugares.

La intención del autor y la finalidad que se desea alcanzar con el texto marcan las diferencias entre los tipos de descripción

Tipos de descripción

A.- Descripción objetiva o técnica. Con ella se pretende dar a conocer las características de la realidad representada: sus elementos, composición, funcionamiento y utilidad. Es por lo tanto objetiva y predomina la función referencial.  La encontramos en manuales, textos científicos,  textos técnicos,  sociales….

Como características propias podemos señalar que:

  • Tiende a la objetividad
  • Utiliza un lenguaje denotativo (abundancia de tecnicismos, adjetivos especificativos)
  • Ordenación lógica

ballena-descripcion

B.-Descripción subjetiva o literaria. En ella predomina la función estética. No necesita, como en la técnica, ser real basta con ser verosimil, creíble. El autor manifiesta claramente su punto de vista, no persigue el rigor científico sino destacar aquello que le es útil. El orden de la descripción obedece a los criterios de su autor, sin que eso signifique que tenga que ser desordenada, simplemente no sigue una estructura dada.

Estas descripciones, frecuentemente, las vamos a encontrar formando parte de textos narrativos. Nos presentan personajes, nos detallan objetos, ambientan y sitúan la acción para hacerla más creíble…

Como características:

  • Lenguaje connotativo
  • Uso abundante de adjetivos explicativos. Los adjetivos calificativos juegan un papel fundamental en las descripciones, dado que se utilizan para expresar cualidades.
  • Abundancia de recursos retóricos: enumeraciones, comparaciones, metáforas, hipérboles….
  • Describir es, en cierta medida, detener el tiempo narrativo de ahí que las formas verbales más utilizadas sean el presente que da un cierto carácter intemporal o el imperfecto, que no hace referencia al final de una acción.

Podemos hablar de distintos tipos de descripciones literarias

  • Prosopografía: Es la descripción que considera solo los aspectos físicos de una persona o animal.
  • Etopeya: Es la descripción que considera solo los aspectos psicológicos y morales de la persona.
  • Retrato: Es la descripción completa de una persona, utilizando aspectos físicos y psicológicos.
  • Caricatura: Descripción en la que se deforman los rasgos con una intención crítica o humorística.
  • Topografía: Es la descripción de un lugar, paisaje o escenario.

De  Materiales de Lengua (enlace en Recursos), proceden los textos que podéis ver/descargar en PDF:  Descripciones literarias

 

 

¿Cómo hacer una descripción?

Con carácter general, podemos señalar algunos pasos del proceso

* Hay que observar con mucha atención y seleccionar los detalles más importantes o significativos para aquello que estamos contando

* Después de seleccionar los detalles, hay que organizar ordenadamente los datos; podría ser:

  • De lo general a lo particular o al contrario.
  • De lo que se ve en primer término al fondo o al contrario.
  • De dentro a fuera o al contrario.
  • De izquierda a derecha o al revés.

* Al describir hay que situar los objetos en el espacio con precisión. Se hace necesario, entonces, el uso de expresiones como a la derecha, junto a, al fondo, detrás de, en el centro, alrededor

[Para ampliar información acerca de cómo describir paisajes, personas, objetos…]

 

 

La narración

 

Narrar es presentar una serie de hechos, reales o imaginarios, que se desarrollan en el tiempo.   (174-175- 178)

 

Cuento o novela

Sin intención de profundizar en el conocimiento del cuento , ni entrar ahora en las particularidades del cuento popular o del cuento literario, (temas con los que trabajaremos en Literatura), para trabajar las particularidades de los textos narrativos (178), surge la necesidad de diferenciar ambos tipos de textos.

Los dos tienen en común, generalmente, elementos y estructura, incluso pueden compartir idénticas técnicas narrativas. Para algunos la diferencia está sólo en la extensión.  E.A. Poe decía que un cuento es un relato cuya lectura te lleva de media, una o dos horas y Cortázar comparaba el cuento con el cortometraje y la novela con la película.

Un cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo.

Dada su brevedad, lo normal es que  haya una única acción. Mientras en la novela el autor puede introducir varios  elementos y acciones con los que el lector vaya construyendo la historia, en el cuento su menor extensión obliga a  seleccionar unos pocos.

Por idéntica razón, las descripciones ocupen una mínima extensión,  el tiempo es reducido o los protagonistas se limitan a un único personaje protagonista.

 

Elementos de la narración:

En una narración se distinguen, en primer lugar, el narrador (la voz que cuenta los hechos y que es invención del autor) y el mundo narrado (personajes, lugar, tiempo, acción)

  • Narrador

El narrador es un elemento más como los personajes o la acción; el escritor inventa o recrea una historia, pero el que la cuenta es el narrador. De él, tanto para entender una narración como para construirla nosotros mismos, hemos de conocer entre otros, los aspectos que precisamos a continuación.

Tipos de narrador

  1. Narrador en tercera persona. El narrador en tercera persona puede ser omnisciente, lo sabe todo sobre sus personajes; puede ser también observador, cuando relata solo lo que observa desde fuera, lo que los personajes dan a entender con sus hechos o dichos, con sus reacciones.
  2. Narrador en primera persona.  En primera persona el narrador puede ser el protagonista; estamos hablando entonces de una autobiografía, real o fictícea. Pero también puede ser un personaje secundario. es decir, un narrador testigo de los acontecimientos que narra.

 

  • Acción.   Los hechos que se narran normalmente pueden ser principales y secundarios. En la narración las acciones se entrecruzan y combinan, dotando así de un determinado ritmo narrativo.

  • Personajes son el eje conductor de la historia. Se clasifican según su nivel de participaciónen la historia,  y así hablamos de personajes principales, los protagonistas (un individuo, una colectividad..) a los que con frecuencia se les opone un antagonista,  y secundarios, necesarios  para el desarrollo de la acción. Estos personajes sufren transformaciones en el transcurso del tiempo, y así podemos clasificar también a los personajes en redondos, que van variando a lo largo de la historia, influidos por los acontecimientos, y planos, prácticamente arquetipos, que no evolucionan.

    Podemos conocer a los personajes porque vienen caracterizados, generalmente de dos maneras: directamente porque el narrador nos proporciona los datos, o indirectamente porque lo deducimos de sus pensamientos, gestos, acciones…

    Las voces de los personajes, el diálogo en la narración, se nos presentan según modelos conocidos como estilo directo o estilo indirecto.  El estilo directo reproduce textualmente lo que el personaje dice (Pedro comentó: ¡Qué calor hace!).  En el estilo indirecto es el narrador quien habla por sus personajes (Pedro comentó que qué calor hacía)

  • Espacio donde se desarrollan los hechos y que puede ser determinado o indeterminado, es decir, claramente especificado o no. Podemos hablar de espacios interiores o exteriores. También es frecuente encontrar narraciones donde el espacio no sea solo el lugar donde se desarrolla la acción sino que determine o refleje el estado  de los personajes, por ejemplo.

  • Tiempo durante el cual se desarrollan los hechos y se realizan las transformaciones en los personajes. La época, al igual que el espacio, puede ser determinada o indeterminada.  Debemos distinguir entre tiempo externo, la época histórica en que se desarrollan los acontecimientos, (y que puede indicarse explícitamente o deducirse del ambiente, vestuario, personajes…) y el tiempo interno, el tiempo que duran los acontecimientos narrados, toda una vida, unos días… (el autor selecciona los acontecimientos más relevantes para la historia que quiere contar y omite otros)

 

Estructura narrativa

Debemos tener en cuenta dos formas estructurar el relato: la estructura interna y la estructura  externa.

La estructura interna organiza los acontecimientos de acuerdo a un orden cronológico. Así podemos hablar de:

  • una narración lineal o cronológica en la que los acontecimientos se nos narran cronológicamente
  • una narración anacrónica, en la que el orden cronológico se interrumpe, con saltos al pasado, por ejemplo (flash-back, como en la narración cinematográfica)

La estructura externa organiza el contenido de la historia en capítulos, partes… Aunque puedan parecer muy distintos, los relatos suelen obedecer a una estructura similar.

  • Introducción en la que se presentan hechos y personajes
  • Nudo, la parte central de la acción, el clímax que va a provocar el desenlace
  • Desenlace, en el que los conflictos o situaciones planteadas se resuelven de una u otra forma. Podéis encontrar, no obstante, relatos, que se llaman de final abierto, en los que el conflicto no se resuelve, quedando a la interpretación del lector la suposición de cómo se podría resolver.

 

 

Atendiendo a cómo se plantee el final del relato, la estructura puede ser:

- abierta: la acción se interrumpe antes del desenlace por lo que tenemos que imaginarnos el final.

- cerrada: la narración llega a un desenlace.

 

Rasgos lingüísticos de la narración [ a partir de actividad: actividad 2 sobre textos narrativos]

 

Textos explicativos-expositivos

Algunos conceptos previos

Conviene que antes de estudiar brevemente las características y la  estructura de este tipo de textos,  nos planteemos qué debemos entender por textos  expositivos-explicativos .

Para muchos autores ambos conceptos son equivalentes; para otros, no.

La idea más extendida diferencia entre:

  • Los textos expositivos tienen carácter informativo; es decir, dan a conocer una serie de hechos o datos. Exponer equivale a informar.

  • Los textos explicativos son aquellos que partiendo de una base expositiva tienen una finalidad demostrativa.

Características

Este tipo de textos presentan una información para que el destinatario la comprenda por lo que se esfuerzan en aclarar, dar explicaciones, etc., para que la información se entienda con más facilidad.

La exposición es propia de textos científicos, informativos -periodísticos-, ensayo…

  • Los textos expositivos deben ser claros, por lo que se han usar oraciones simples y fundamentalmente coordinadas. Es decir, oraciones breves, sencillas. Generalmente en tercera persona.
  • La función que predomina es la referencial: el mensaje debe reflejar la realidad y no la subjetividad del emisor. Son, pues, textos objetivos.
  • La exposición se puede mezclar con la narración, la descripción y la argumentación: se puede presentar, por tanto, en lo que llamamos textos mixtos.
  • El vocabulario será el específico de cada ciencia, pero también dependerá del carácter divulgativo o especializado que posea. Con frecuencia se incluyen definiciones que ayudan a explicar los términos y que se introducen por medio de expresiones tipo es decir, se denomina, se llama, consiste en.., o mediante paréntesis o guiones. También suelen utilizarse ejemplos aclaratorios.
  • Los tiempos verbales usados: fundamentalmente se usa el presente por su carácter intemporal, es decir, que no sitúa la acción en un momento determinado.
  • [Otros rasgos lingüísticos:  Elaborar información  a partir de la ofrecida en el Proyecto Cíceros (enlace en Recursos), centrándose en los apartados: “Párrafos” y “Estilo“]
Estructura

La estructura de los textos expositivos es muy simple. Los textos expositivos se suelen dividir en tres partes: presentación, desarrollo y conclusión.

La primera parte puede incluir el marco (lugar y tiempo), el tema o asunto, la hipótesis, los objetivos, etc.

 

A continuación se pasa a desarrollar el tema o asunto, lo que  puede ocupar varios apartados distribuidos en varios párrafos. A lo largo de estos párrafos se va progresando en la información que recibe el destinatario. Es decir, cada párrafo aporta más información, que es, en cierto modo, una ampliación de la anterior.

 

Finalmente se llega a la conclusión, que resume todo lo dicho.

 

Exposición oral

Una exposición oral no se diferencia ni en características ni en estructura de lo que llevamos señalado para los textos espositivos-explicativos escritos. Añade, sin embargo, características propias de la oralidad.

Os dejo en WORD algunas de esas características.

 

Otro tipo de textos

Convocatorias    (114)

Reglamentos   (132-133-136)

Actas     (114-118)

Aunque la información la tenéis en el libro de texto, simplemente os incluyo aquí el apartado para recordaros la conveniencia de que, dada la distribución de los contenidos en el libro,  incluyáis  estos en la libreta para finalizar el tema 4.

El guión podría ser el siguiente:

1.- Convocatoria

  • Definición
  • Características (quién convoca, qué ha de figurar en la convocatoria…)

2.- Acta

  • Definición
  • Características (quién redacta, qué ha de figurar…)
  • Cómo redactar un acta.  Estructura.

3.- Reglamento

  • Definición
  • Cómo elaborar un reglamento

 

Recursos

Por si queréis ampliar y/o revisar algo más sobre el tema

  • El Proyecto Cíceros, del MEC, ofrece información sobre la exposición, tipos, características, incluso sobre la exposición oral.  Indudablemente muy útil. (Por el interés y la utilidad que tienen los “consejos” para elaborar correctamente una exposición oral, en PDF os dejo el texto, en el apartado – de ACTIVIDADES-, dedicado a exposiciones orales)

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Contenidos

Los comentarios están cerrados.